Estuvo en coma por 12 Años y cuando despertó, reveló este secreto…

Hemos visto algunas historias bastante increíbles sobre personas en estado de coma que lograron volver en sí. Sin embargo, cuando una persona permanece con muerte cerebral o en terapia intensiva durante mucho tiempo, puede ser fácil para que la gente pierda la esperanza en que sobrevivirá.

Esto es la historia de  Martin Pistorius, quien perdió el control de sus miembros, la visión y el habla cuando era niño. Los médicos le declararon “un vegetal” que moriría en poco tiempo. Sobrevivió, se recuperó y ahora revela en su autobiografía: ‘Durante ese tiempo, percibí y escuche todo’. En el libro que escribió sobre su experiencia, se llama a sí mismo “el niño fantasma”.  Como nos explica en el vídeo.

En la década de 1980, Martin era un típico y activo joven sudafricano, pero cuando tenía 12 años, cayó en un coma que lo mantuvo en estado vegetal hasta sus 24. Los doctores no estaban del todo seguros de qué había causado la terrible enfermedad, pero sospechaban de una meningitis criptocócica. Su condición empeoró con el tiempo, hasta que ya no pudo moverse, ni hablar, ni hacer ningún tipo de contacto visual.  Perdió primero la movilidad de sus miembros; luego, la capacidad de establecer contacto visual, y finalmente, el habla.

Sus padres, Rodney y Joan Pistorius, fueron informados de que su estado era irreversible, viviría como “vegetal” y moriría pronto. Les recomendaron que lo mejor que podrían hacer era llevarlo para casa y mantenerlo confortable, hasta que falleciera.

“Aunque no me movía, ni abría los ojos, yo tenía conciencia de todo, como cualquier persona normal. Todos estaban tan acostumbrados a mi ausencia que no percibieron cuando comencé a estar nuevamente presente. De repente, percibí la dura realidad. Pasaría el resto de mi vida de aquella forma: completamente solo”.

“En realidad, en ese estado, no piensas sobre nada”,“Tu simplemente existes. Es un lugar muy oscuro, porque en cierto sentido, te permites desaparecer. Mi mente estaba presa en un cuerpo inútil, mis brazos y piernas no estaban sobre mi control y mi voz era diferente. Yo no podía hacer ningún tipo de señal o emitir sonido alguno para avisar a las personas que yo estaba consciente de nuevo”.

En un determinado momento, el cuerpo de Martin comenzó a responder a los comandos de su mente e inexplicablemente comenzó a recuperarse. Aprendió a comunicarse usando una computadora y comenzó a expandir su mundo más allá de los límites que lo habían confinado.

Sin embargo, Martin recuerda que, en determinado momento, su madre perdió la esperanza, y que, en cuanto lo miraba postrado, pensando que no podía escucharla, dijo: “espero que mueras”. Pero él escuchó. Comos nos cuenta en el vídeo de la entrevista.

“Si, yo estaba allí, no desde el inicio, pero alrededor de dos años después de que entré en estado vegetativo, comencé a despertar”, dijo Martin. Una vez más, Martin no desistió y cuenta que se reconcilió con su madre, perdonándola por haber deseado su muerte.

En 2008, encontró al amor de su vida, Joanna, y emigró para Reino Unido. En 2010, montó su propio negocio. Hoy tiene 39 años, está casado con Joanna y vive una vida plenamente funcional y normal en Harlow, Inglaterra.

La historia de Martin no es tan poco común como parece. En los últimos años, se han registrado muchos casos de personas diagnosticadas com “muerte cerebral” o que supuestamente estaban en “estado vegetativo” y que, más tarde, se recuperaron. Casos como éste alimentan el creciente debate sobre la precisión de estos diagnósticos.

Pensar en lo que sucede después de la muerte puede ser bastante aterrador, y por eso, nos encantan las historias que nos hacen pensar realmente en cómo queremos invertir nuestro tiempo aquí en la Tierra.

Mira el vídeo de esta increíble historia.
Loading...